hasta hace bien poco para pedir una hipoteca no nos quedaba más alternativa que echar números, recopilar bien todos los papeles, sacar el traje de los domingos, acudir a un banco y cruzar los dedos para que todo saliera bien. pero internet y la crisis han cambiado esta dinámica. ahora desde el ordenador de casa accedemos a todas las entidades bancarias, podemos analizar la información sin presiones y tenemos posibilidad de consultar las condiciones con asesores profesionales en foros o portales específicos. un modelo que puede darnos “el menor precio del mercado”, según el experto de idealista hipotecas, juan villén

internet cuenta con “acceso inmediato a información hipotecaria, más contenidos que los que podemos asimilar en un banco y páginas de opiniones para ampliar la información y las condiciones de los préstamos”, añade juan. para buscar una hipoteca por internet podemos optar por entrar en uno de los portales propios de los bancos, cotejar precios a bote pronto en un comparador o contactar con servicios gratuitos que aúnan asesoría y gestión, como el que ofrece idealista

en este sentido, la funciones de los expertos por internet ayudan sobre todo a“responder dudas sobre conceptos que pueden resultar complejos como son ciertas cláusulas hipotecarias, las vinculaciones, los seguros o la letra pequeña de los créditos”, detalla villén

“en idealista hipotecas estamos cerrando en estos momentos operaciones hasta por debajo del 1,50% + euribor (sensiblemente menores a las mejores ofertas del mercado, en el entorno del 1,9% + euribor). condiciones que logramos por ser independientes, tener capacidad de compra y por poder negociar préstamos específicos para cada perfil de usuario, con lo que hacemos que sean las entidades las que se ‘peleen’ por él”, añade juan

además, al margen de internet, “la crisis ha cambiado también la forma de buscar una hipoteca, al haber provocado el cierre de muchas oficinas, con la consiguiente reducción drástica del número de sucursales. esta situación ha obligado a los bancos a lanzarse a promocionar sus productos financieros por internet”

de este modo, gracias a las herramientas que aporta internet podemos adaptarnos mejor al escenario actual. así, si durante la etapa de bonanza del ladrillo los directores de banca te recibían con los brazos abiertos -y si no estabas contento ibas a otras 4 sucursales-, ahora las condiciones han cambiado y “hay mucho recelo” tanto a los clientes (sobre todo si no son habituales del banco en cuestión) como al tipo de patrimonio, lo que hace mas importante aún la necesidad de una mediación profesional

al margen, lo que parece más que obvio es que en la búsqueda de un hipoteca internet ha llegado para quedarse, e irá evolucionando con las necesidades de los consumidores y los avances tecnológicos de los bancos. “al igual que ahora ya nadie piensa en buscar una vivienda pateándose barrios sino que lo hace por internet, al mundo de las hipotecas le acabará pasando lo mismo”, vaticina