Notarios y administradores de fincas se unen para verificar la existencia de las deudas que tenga el comprador de una vivienda con su comunidad de vecinos. El Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas y el Consejo General del Notariado han firmado hoy un convenio de colaboración para conectar sus plataformas tecnológicas y ofrecer una mayor agilidad y seguridad en los procesos de compraventa de viviendas. Arranca un nuevo servicio telemático que permitirá certificar mediante accesos seguros la existencia de deudas con la comunidad de propietarios y, en su caso, liquidarlas antes del otorgamiento de la escritura. Una alternativa rápida tanto para el comprador de un inmueble como para la comunidad de vecinos.

El procedimiento se puede efectuar de dos modos. Por un lado, mediante la consulta telemática directa por el notario, previa aceptación del vendedor, para certificar el estado de las cuentas del propietario con su comunidad.

Por otro, el vendedor puede dirigirse al administrador de fincas colegiado para solicitarle dicho certificado, tras la petición del comprador. El certificado será remitido a la plataforma telemática del notariado para su posterior descarga

Advertisements