A partir del próximo 1 de julio entra en vigor el nuevo sistema de facturación del consumo de energía eléctrica en los hogares, basado en la tarificación por horas. Poner la lavadora, el aire acondicionado o encender la luz te costará más o menos en función del precio que tenga la electricidad a la hora que te conectes. El usuario debe ser un cliente inteligente y tratar de ser mejor ahorrador.

¿Qué es lo que cambia con la llegada de la facturación por horas?Desde mañana, cada vez que consumas energía en casa te cobrarán en función del precio de la electricidad establecido para cada hora. No obstante, las compañías eléctricas tienen hasta el 1 de octubre para implantar definitivamente este nuevo mecanismo.

¿A quién afecta esta medida? Unos 16 millones de usuarios se podrán optar del nuevo sistema. Entre ellos los acogidos a la tarifa regulada, el llamado Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), con 13,4 millones usuarios, y los amparados en el bono social, 2,2 millones de usuarios acogidos una tarifa un 25% más barata para colectivos considerados vulnerables.

El resto de usuarios, unos 12 millones y a los que no afecta esta medida, se encuentra en el mercado libre y negocian directamente con las comercializadoras el precio que pagan por la electricidad.

¿Cómo se va a realizar esta medición? Las principales eléctricas llevan tiempo instalando contadores inteligentes, capaces de medir el consumo por horas, para comenzar con el nuevo sistema de tarificación en los hogares y pequeñas empresas. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) confirmó en un informe que 10,19 millones de contadores estaban listos a finales de 2014 para realizar las lecturas horarias remotas, al encontrarse integrados en el  sistema. Su objetivo es alcanzar la conexión plena en 2018.

Contar con un contador inteligente en casa no es sinónimo de empezar a aplicar la tarificación por horas. El aparato debe estar integrado en el sistema para la telemedida y telegestión además de estar acogido al PVPC o bono social.

¿Dónde puedes conocer el precio de la electricidad a cada hora? Red Eléctrica de España (REE), transportista y operador del sistema eléctrico, publicará los nuevos precios horarios de electricidad en su página web. En torno a las 20:15h de cada día, la empresa con capital público, ofrecerá los precios de la electricidad  que se aplicarán en cada una de las 24 horas del día siguiente.

¿Cuáles son las tarifas que puedo contratar? Los precios que mostrará REE recogerán las tres tarifas aplicables: la tarifa general (peaje 2.0 A), aquella que se aplica por defecto para las potencias menores a 10 kW/h; la tarifa nocturna o de discriminación horaria (peaje 2.0 DHA), aquella en la que se establecen dos periodos (tarifa punta y tarifa valle), donde será más barato consumir de madrugada y por la mañana que por la tarde/noche. Además, está  la tarifa supervalle para el uso del vehículo eléctrico.

¿Y si no tengo contador inteligente? Para los usuarios que se acogen al PVPC o el bono social pero no tienen contador telegestionado, se seguirán usando unos perfiles medios de consumo.

Pero existen otras opciones. Para los que no quieren vaivenes de precios pueden contratar la modalidad de precio fijo anual y pagar lo mismo durante 12 meses por la energía eléctrica. Esta modalidad puede resultar más cara por la prima que conlleva asegurar un precio.

La otra opción, como hemos comentado antes y a la que están acogidos 12 millones de usuarios, es optar por ir al mercado libre y contratar el suministro con cualquier comercializador conforme al precio y las condiciones que se pacten.

¿Cómo se va a poder ahorrar? Y después de todo esto, llega la pregunta del millón. Este nuevo sistema de fijación de precios se aplicará sobre la parte de la factura eléctrica que refleja el precio de producir la electricidad, lo que supone entre el 35% y el 45% del total de la factura. Con lo que el ahorro se notará sobre ese porcentaje.

El resto de la factura, sea cual sea la tarifa contrata, si se está en el PVPC o en el mercado libre, corresponde a los importes fijos y peajes establecidos por el Ministerio de Industria para pagar los costes del sistema eléctrico. Entre ellos están lo que cuesta transportar y distribuir la energía eléctrica, las primas que se pagan a las energías renovables o la deuda que ha ido generando el sistema eléctrico, el llamado déficit de tarifa.

Advertisements