Éste es el perfil del trabajador que va a encontrar empleo con más facilidad

Las empresas lo tienen claro: necesitan cubrir puestos que exijan poca responsabilidad y experiencia y cuyo desempeño se remunere con unos 18.000 euros al año. El principal objetivo es cubrir vacantes de perfil bajo para puestos de comercial, informática y atención en cliente, sobre todo en Madrid y Barcelona.

Con una recuperación que empieza a cobrar envergadura, el mundo empresarial se ha dado cuenta de que necesita ampliar plantilla sin cometer excesos a nivel de gastos. ¿Cómo conseguirlo? Según el informeEstado del mercado laboral en España que han elaborado el portal de empleo Infojobs y la escuela de negocios ESADE, buscando un tipo de trabajador muy concreto: candidatos con estudios básicos, que tengan entre uno y tres años de experiencia y que estén dispuestos a aceptar un sueldo de unos 18.000 euros anuales. Y, a ser posible, que se dediquen al negocio comercial.

Pero, ¿Con qué realidad se encuentran? ¿Se ajustan los potenciales empleados a sus requisitos? Resumimos qué piden las empresas y qué ofrecen los candidatos:

Una formación limitada

En lo que se refiere a formación, por ejemplo, dos de cada cinco ofertasregistradas en el portal de empleo durante el año pasado pedían un nivel bajo de estudios. En concreto, casi un 11% del total de vacantes no incluía ningún tipo de requisito formativo (por tanto, hablamos de puestos válidos para candidatos sin estudios), mientras que otro 30% iba destinada a candidatos con estudios básicos. En cambio, solo el 19% de las ofertas laborales se dirigía a empleados con un título de Formación Profesional (FP) y otro 20%, con estudios universitarios.

Por tanto, una de las conclusiones del informe es que el año pasado hubo menos ofertas destinadas a los profesionales de cualificación media y alta que a los de un perfil más bajo. Estos últimos, de hecho, pudieron optar a más de 142.100 ofertas laborales.

La buena noticia para este colectivo es que, precisamente, son los candidatos con formación universitaria los que sufren la mayor competencia para hacerse con cada puesto. Mientras que estos se ven las caras con otros 92 profesionales y los de FP, con otros 87, en el caso de los candidatos sin estudios, con bachillerato o educación secundaria, la proporción está entre 36 y 52 rivales.

Ventas, la actividad líder

Otra de las variables destacadas es la relacionada a la categoría profesional: es decir, a la actividad a desarrollar. En este sentido, y según las estadísticas internas del portal, las tres reinas del ranking son, por este orden, comercial y ventas, informática y telecomunicaciones y atención al cliente. Entre las tres coparon más del 60% de las vacantes en 2014, mientras que solo representaron el 22,45% de las peticiones de empleo. Por tanto, hay más oferta que demanda.

De comercial y ventas se contabilizaron casi medio millón de ofertas, 100.000 más que un año antes, mientras que el sector de las telecos, por ejemplo, aglutinó más de 222.600 ofertas. Dentro de la atención al cliente, la demanda más elevada se produjo en el personal para ferias y promociones, que durante el año pasado se duplicó hasta alcanzar las 36.000 vacantes, aunque una de las ofertas más numerosas fue la de teleoperador (que se situaron alrededor de 110.000).

Éste es el perfil del trabajador que va a encontrar empleo con más facilidad

Un puesto raso

El principal objetivo de los empleadores es cubrir vacantes de perfil bajo: es decir, de un empleado normal y corriente. Al menos, ése era el puesto que buscó el 82% de las ofertas del año pasado (en 2013 la proporción fue del 78% del total). Por tanto, apenas hay demanda de mandos intermedios (3,4%), no de directivos y gerentes (0,86%).

¿Y qué buscan los candidatos? De nuevo, la suerte está de su lado: solo seis de cada diez profesionales se ubican en un puesto raso, lo que significa que son el colectivo con las probabilidades más altas de hacerse con uno de estos trabajos. De hecho, recalca el informe, la mayor competencia está en los puestos más altos (en un mando intermedio, por ejemplo, se hay más de 110 candidatos por puesto, mientras que para un puesto de empleado hay 67).

Experiencia sí, pero reducida

¿Y cuánta experiencia se necesita para optar a uno de estos puestos? Lo más común es que las empresas pidan al candidato haber desarrollado un trabajo similar durante un periodo máximo de dos años. Según las estadísticas de Infojobs, un 50,89% de las ofertas solicitan al candidato una trayectoria de entre uno y tres años en puestos similares, mientras que otro 42% no requiere ningún tipo de experiencia previa. Ni siquiera un 3% de las vacantes exigía más de cinco años de carrera profesional.

24.000 euros como máximo

Otra cifra interesante del estudio es que aquellos que tengan intención de ganar un máximo de 24.000 euros al año son los que tienen las probabilidades más altas de encontrar trabajo. ¿La razón? Casi tres de cada cuatro ofertas publicadas durante el año pasado se situaron por debajo de dicha cantidad. Destaca, sobre todo, la oferta que estima un salario máximo de 18.000 euros anuales, que representa el 41% del total. En cambio, ni siquiera una de cada diez vacantes ofrecía más de 36.000 euros.

De nuevo, las estadísticas ofrecen buenas vibraciones. Casi el 90% de los candidatos se encuentran, precisamente, dentro de esas horquillas salarias, las mismas que están dispuestas a pagar las empresas.

Los contratos, alternativos

Lo más habitual no es encontrarse con una propuesta de empleo de carácter indefinido, ni tampoco temporal. Infojobs asegura que el 30% de las vacantes ofrecen contratos alternativos, entre ellos el de obra y servicio. Las ofertas de empleo fijo, por su parte, suponen un 25%, lo mismo que aquellas de duración determinada, mientras que los empleos a tiempo parcial suponen una de cada diez ofertas.

Madrid y Cataluña, líderes en vacantes

Las dos comunidades más importantes para la economía española son, precisamente, las que demandan más mano de obra. Durante el año pasado, la capital fue la región que publicó un mayor número de vacantes (más de 412.000), seguida de Cataluña (casi 363.000) y Andalucía (casi 112.000). En las demás autonomías la cifra no llegó a seis dígitos.

Sin embargo, si miramos el ranking del crecimiento interanual, descubrimos que Cataluña fue la comunidad donde más repuntó el número de ofertas (un 52% frente a 2013), seguida de País Vasco (41%) y Madrid (37%).

Incluso en este punto hay buenas noticias para los profesionales: entre las comunidades con mayor competencia por puesto no están ni Madrid, ni Cataluña. Islas Canarias, Murcia, la Comunidad Valenciana y Andalucía son las que registran los índices más elevados: en ellas un candidato puede llegar a enfrentarse a un centenar de personas por un solo puesto de trabajo.

Éste es el perfil del trabajador que va a encontrar empleo con más facilidad

escrito por: @Ana P. Alarcos