La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado una lista de consejos para todos aquellos que estén pensando en renovar su vehículo. Asegura que la clave para poder ahorrar es contar con un buen presupuesto y, para conseguirlo, recomienda acudir a varios concesionarios, pedir el presupuesto impreso y desglosado, tener el contacto del vendedor con quien hemos tratado y revisar bien los descuentos y la vigencia de la oferta.

Con la recuperación económica en marcha, el consumo de las familias subiendo y las ayudas públicas aún en vigor, muchos particulares están pensando en renovar su vehículo comprándose uno nuevo. Adquirir un coche es un desembolso importante y, por eso, siempre resulta interesante conocer cómo conseguirlo de la forma más barata posible.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), al menos, asegura que es posible ahorrarse algo de dinero si contamos con un buen presupuesto de base que nos permita comparar precios.

“El primer paso si vas a comprar un coche nuevo es hacerte con un presupuesto claro, con todas las características y gastos derivados de la adquisición, que pueda servirte para lograr un mejor precio. Te damos una serie de pistas para sacarle el máximo partido al presupuesto de un coche nuevo”, explica el organismo.

En su web encontramos varias ideas que pueden servir de ayuda para elaborar ese presupuesto ideal y conseguir que el coche nuevo te salga lo más asequible posible. Recuerda que lo primero es visitar varios concesionarios (incluso fuera de tu provincia de residencia) para poder comparar los diferentes presupuestos y que esto es lo que deberías conseguir en cada uno de ellos:

1. Pedir el presupuesto impreso. Muchos concesionarios entregan los presupuestos a mano o simplemente lo desarrollan verbalmente con el cliente y ninguna de esas dos opciones ofrecen garantía alguna al consumidor. Según la OCU, el presupuesto estándar y por escrito es el que más seguridad aporta en caso de compra. “Un presupuesto en papel nos resultará útil al acudir a otros concesionarios en busca de un precio mejor y nos ayudará a conocer todas las condiciones”, explica el organismo. Si no es posible conseguir el presupuesto en ese momento, pide que te envíen una copia en PDF a tu mail.

2. Solicitar un presupuesto desglosado. Cuanto más desglosado esté el presupuesto impreso, más datos tendrás para comparar las ofertas de la competencia. Imagina que vas a pintar el coche y que has decidido incluir varios extras; en ese caso, te interesa saber cuánto te cobra cada concesionario por cada suplemento. De esta forma, dice la organización, “nos aseguramos de que el modelo presupuestado se corresponde al detalle con el solicitado. Además, podemos comprobar el importe de cada uno de los conceptos que componen el precio y comparar con presupuestos de otros concesionarios”.

3. Identificar cada concesionario. Puede parecer un consejo muy obvio, pero no lo es. Si no queda detallado en cada presupuesto a qué concesionario pertenece, será todo un desafío acordarse de a cuál de todos pertenece. En este sentido, el consejo práctico es que el presupuesto incluya el nombre y la dirección del concesionario.

4. Tener el contacto del comercial. Al igual que en el punto anterior, es recomendable tener los datos de contacto del vendedor que te atendió, al menos el nombre y el correo electrónico o el teléfono. “Puedes necesitarlo para continuar la negociación o resolver cualquier tipo de duda acerca del vehículo o el presupuesto”, señala el organismo.

5. Comprobar todos los detalles del vehículo. Una vez que tenemos el presupuesto desgranado, nos será sencillo saber si todos los detalles que queremos están incluidos en el presupuesto y son correctos. El comprador debe tener muy claro el modelo exacto que quiere comprar y sus características (modelo, versión, potencia, acabado, número de puertas, color, combustible…) para comprobar que coincida con el presupuestado.

“La variación en alguno de estos aspectos en el presupuesto puede conllevar desembolsos adicionales inesperados en el precio final. Recuerda también revisar todos los extras incluidos, porque es habitual que el comercial incluya por defecto algunos que son prescindibles para la mayoría de los clientes”, advierte la OCU.

6. Revisar que han aplicado todos los descuentos. El potencial comprador de un vehículo puede optar a numerosos descuentos: los que tenga activos la marca, los que haya fijado el concesionario (siempre tienen un margen de negociación), los que se pueden aplicar colectivoscomo los funcionarios o los derivados de las ayudas públicas (el famoso Plan PIVE, que ya va por su octava edición).

Por otro lado, la institución recomienda revisar al usuario que el concesionario no le haya aplicado descuentos no deseados. “Asegúrate de que no te han aplicado descuentos correspondientes, por ejemplo, a una financiación. Los comerciales los suelen incluir para hacer más atractiva la opción de financiar, pero se acaban pagando intereses”, explica.

7. Cerciorarse de que el importe final es correcto. Otro consejo importante es comprobar que el presupuesto incluye el precio final. Recuerda, dice la OCU, “que debe recoger gastos como la matriculación, el transporte o las tasas. Pregunta al comercial si todos esos gastos están incluidos en el precio final”, insiste.

8. Fijarse en el plazo de validez del presupuesto. Otro de los datos que necesitas para comprarte el coche por el menor precio posible es saber la vigencia de cada una de las ofertas. La fecha límite marcará el tiempo que tienes para decidirte a adquirirlo en esas mismas condiciones económicas. “En el caso de que el presupuesto establezca número de días, será imprescindible que cuente con fecha de emisión. No dejes de preguntarlo si no aparece por escrito”, aclara el organismo.

9. Preguntar el plazo de entrega. Debes tener en cuenta que, por regla general, el plazo de entrega de un vehículo nuevo suele estar entre uno y dos meses, a no ser que de la casualidad de que se encuentre ya en el concesionario y puedan dártelo en cuestión de días. “Si necesitas adquirir el vehículo a la mayor brevedad, es importante que preguntes en los propios concesionarios e incluso que te interese adquirir uno de stock de km 0, cuya entrega suele ser casi inmediata y su precio, inferior al de uno hecho a medida”, concluye la OCU.

escrito por: @idealista

Advertisements