Hay que tener en cuenta antes de lanzarnos a comprar una segunda viviendas que éstas también hay que mantenerlas y que pueden darnos algún que otro problema a la hora de realizar la compra o posteriormente. Independientemente de si la compra de la segunda residencia es como inversión o para uso particular, es importante que sea económicamente rentable. Hay propietarios que se quejan de que la casa es muy cara. Y no hablamos del precio de venta, sino de los gastos derivados, que incrementan los costes muy por encima de lo que se habían imaginado.

Es por eso que queremos daros algunos con consejos para no tener problemas en el proceso:

Elige bien el lugar concreto. No es lo mismo comprar una vivienda en Madrid que en las afueras. Es una casa, en principio vas a querer disfrutar la mayor parte de tu tiempo libre, por lo que antes de elegir sí en la playa o la montaña, tienes que estar convencido de que ese lugar te gusta mucho. Elige una zona bien situada, que te guste pero que se pueda acceder con facilidad y que tenga todo lo que necesitas sin tener que desplazarte más de 5km. Lo mejor es que no sea una zona únicamente a vivienda vacacional.

Antes de comprar una casa asegúrate de que el estado de la vivienda es el óptimo. Si es una vivienda de obra nueva, hay que asegurarse de que todo es legal y los materiales son verdaderamente los que constan en la memoria. Si es de segunda mano, comprueba cosas como el sistema eléctrico, tuberías, humedades, o el sistema de climatización, que se convierte en uno de los puntos primordiales.

Antes de meterte en la compra, ten en cuenta que las temporadas altas y bajas también afectan a la hora de la compra. Haz números y calcula que el coste de la vivienda se adapte a las posibilidades económicas de la persona. Recuerda contar con los impuestos, el seguro del hogar y otros gastos de mantenimiento. A partir de ahora, el tener una vivienda distinta a la habitual implica sufrir una imputación de renta en el IRPF. Esta renta que se declara equivale al 2% del valor catastral del inmueble o del 1,1% si el valor catastral ha sido revisado después del 1 de enero de 1994.

Si compras con la idea de usar sólo la vivienda unos días determinados, como una parte de la época de vacaciones de verano, sácale rendimiento a tu nueva casa. Alquila el resto de verano y/o el resto del año y rentabiliza tu inversión.

 

Anuncio visto en: http://www.inmodiario.com/

Advertisements